¿Ventas estancadas? Aprende como aumentar tus ventas rápido

En un momento dado las ventas de un producto pueden estancarse y mantenerse así por mucho tiempo. Es ahí cuando debe haber una evaluación de por qué están las ventas estancadas y
como pudes aumentar tus ventas de forma rápida y sostenible.

Este no es el fin del mundo, ni tampoco significa que tu empresa va a quebrar. Simplemente tienes que centrarte en nuevas estrategias y cambios que te permitan reimpulsar tu marca y seguir adelante.

¿Cómo puedes aumentar tus ventas cuando se estancan?

Esto no es necesariamente sencillo y tiende a consumir tiempo, pero es importante para saber cuáles son los errores que se pudieran estar cometiendo y qué hacer.

Una de las primeras medidas a tomar para entender
cómo aumentar tus ventas es investigar el producto y si tiene algún defecto o falla que empiece a generar rechazo en el cliente.

Aunque esto parezca algo “obvio”, hay empresas que no lo consideran y les pasa como le ocurrió, por ejemplo, a la marca Purina en Venezuela hace unos años cuando un lote de alimento para perros y gatos estaba contaminado y la empresa se dio cuenta tarde de lo sucedido, cuando resolvieron el error, ya sus ventas estabas bastante estancadas y casi pierden el mercado.

Si ves que todo marcha bien y no hay ningún problema, entonces pon el ojo a tus consumidores y pregúntales qué piensan del producto. Luego de tener los resultados, sabrás cómo este factor influye en las ventas estancadas.

Las encuestas u opiniones son un gran aliado para saber cómo aumentar tus ventas

Conoce a tus clientes, levanta bases de datos y analiza lo que ocurre y cómo lo puedes resolver. Esta es una de las mejores maneras de solucionar cualquier estancamiento en las ventas.

No necesariamente tienes que imprimir 300 encuestas y malgastar papel, con un formulario online es mucho lo que puedes hacer sin gastar un centavo. Puedes ayudarte en Google Forms.

Cambia o adáptate: elemento vital para crecer y desarrollar un negocio

Quizás los que compran tu producto estén cambiando sus hábitos por otros nuevos, suele suceder y a veces las empresas o marcas no están preparadas para ello.

Si tu producto es comestible, busca nuevos sabores o presentaciones. Si es un servicio, adapta tus planes o requerimientos a lo que busca el cliente, recuerda que lo que no consiga en ti, lo buscará en la competencia, y eso no es lo que quieres ¿Verdad?