¿Tus productos no se venden? Alguna de estas cosas haces mal

Vender un producto o servicio puede ser bastante complicado para muchas personas, sobre todo aquellas que no tienen experiencia en este arte tan delicado.

En algunos casos las personas realizan un producto, lo ponen en venta y, oh sorpresa, nadie lo compra o se detiene a verlo o te has preguntado ¿Por qué tus productos no se venden?

La verdad es que influyen muchos factores, pero lo principal es reflexionar sobre qué estamos haciendo mal y cómo podemos mejorar, mira algunas de las cosas que puedes hacer.

Evalúa el precio

Si colocas en el mercado un producto más costoso que el resto, difícilmente las personas lo quieran comprar a menos que noten algo realmente importante.

Un producto en principio debe ser bien evaluado en cuanto al precio y guiarse por la competencia, si crees que es algo muy exclusivo o para ciertos sectores, entonces hazlo atractivo para ellos.

Verifica que tu target sea acorde al producto

Si colocas suéters tejidos de botones en el apartado de niñas de una tienda, salvo que tengan algo nuevo, son un producto que más utilizan nuestras abuelas o adultos mayores, así que ¿Por qué no hacer algo mejor para ellos?

Probablemente hayas escogido mal el target y ahora te estés enfrentando a este grave problema. Lo mejor que puedes hacer es retirar el producto del mercado y estudial el público al que quieres dirigirte.

No es atractivo

Es necesario que recuerdes que ningún producto se vende si no es atractivo para nadie, y más cuando ya hay algo parecido que existe desde hace mucho tiempo y todos lo usan sin mayores problemas.

Reevalúa el empaque, la caja o la calidad de lo que estás vendiendo, seguro que ahí está el meollo del asunto, adopta las medidas necesarias y notarás como instantáneamente empezarás a vender y a crecer.